martes, 16 de agosto de 2011

Customizar: Reciclar nuestra ropa


De cara al invierno me he propuesto  hacer limpieza de armario y regalar todo aquello que no uso y sobretodo intentar comprar menos y principalmente en tiendas de segunda mano. Ya sería ideal que eso incluya  libros, música y regalos.

Pero también parece una buena idea "customizar", darles otro aire a esas prendas que están en buen estado pero que nos parecen anticuadas, o que sólo necesitan un arreglillo para estar de nuevo utilizables... Reconozco que por pereza, y que no soy una gran costurera, no lo hago mucho. De hecho lo hacía más cuando tenía 15 años que ahora. Por eso tengo en mente subir algunos tutoriales que he encontrado, e intentaré poner los más sencillos, para ver y saber cómo reciclar la ropa que ya tenemos en casa, y así poder seguir usándola casi (o sin casi) como si fuera nueva.

El caso es que justamente me he topado con un artículo en  ahorrarencrisis.com que da algunos consejos, pues eso, para ahorrar en crisis customizando la ropa. Aunque no es un tutorial en si mismo, para empezar creo que está muy interesante. Sobretodo me gusta la idea de reciclar ¡y de no tirar! Aunque ahorrar está muy bien, y en esta sociedad de consumo, casi todo lo que ahorra dinero, ahorra recursos. Por eso os recomiendo que visitéis la página ya que da consejos de lo más variado para ahorrar. Lo que sea.  

Os dejo el artículo al que me refiero:

Customizando la ropa que ya no usamos: reciclando ropa

Seguimos con los consejos rápidos e ideas para ahorrar en rebajas. Esta vez hablaremos de customizar la ropa, o lo que es lo mismo: hacer nuestra ropa más exclusiva con una serie de cambios. 
¿Y si cogemos nuestro blazer y le añadimos un simple broche de algún color llamativo? ¿O simplemente fabricamos el nuestro propio con un imperdible y algún muñeco de tela que tengamos por casa?
A un vestido también podemos darle un toque diferente si le cosemos unas aplicaciones brillantes, unos retales de algún color que destaque de éste, unas tachuelas. Otra forma de “customización” es la de agregar encajes a la ropa.
Otra prenda fetiche para realizar cambios son los bolsos. Puedes realizar esta labor utilizando flores. Tienes que adquirir algunas flores de tela o plástico en colores vivos y que contrasten entre sí. Eso sí, procura que sean todas del mismo tamaño para que el resultado sea lo más estético posible. Cose las flores a tu gusto, todas juntas bajo el asa, por todo el bolso, en los laterales…
Si para todo esto no disponemos de tiempo o ganas, debéis saber que existen también unos talleres de reciclaje que se dedican a facilitarnos esta labor, por ejemplo, en Valencia disponemos de uno regentado por Esperanza Peña, que es una mujer emprendedora que tras trabajar dentro del mundo textil ha decidió crear talleres de reciclaje de ropa y costura básica en Valencia para enseñar a las personas a dar una segunda vida a sus prendas. Digamos que une ecología, ahorro y artesanía. Ella misma dice que sus clases de costura, bordado, ganchillo, punto, etc. está, orientado a dar ese pequeño cambio a nuestra ropa y que va a hacer que la actualicemos. Aquí os dejo su blog:
http://esperanzarecicla.blogspot.com

Otra forma de aprovechar la ropa que ya tenemos en el armario, además de customizarla, es aprender a jugar con estas prendas. Algunos trucos para sacar partido a tu ropa y esquivar la crisis:

Nunca has pensado que ir de shopping en tu armario es igual de divertido? Cuatro partes de arriba y cuatro partes de abajo no hacen 4 estilismos sino el triple o cuatro veces más. La clave está en que todas esas prendas casen unas con otras. Descubrirás que hay nuevas formas de combinar las prendas, aunque en un principio te puedan parecer malas combinaciones, quizás así consigas nuevas mezclas que funcionan. Prueba con las superposiciones. !No tiréis nada! ¿No veis que todo regresa?

Asalta el armario de tu madre y abuelas, en busca de joyas, camisas, faldas antiguas. ¡Auténtico vintage a tu alcance!

Asalta el armario de tu novio, padre o hermano. Las chaquetas oversize y los boyfriends jeans son la última moda. Además puedes robarles camisas o camisetas que ya no usen para utilizar como minivestidos arremangando las mangas. Sus complementos, como corbatas o sombreros, también sirven.

Transforma las prendas que ya no utilices: corta mangas para convertir chaquetas en chalecos, corta los bajos a abrigos largos, cambia botones, estrecha los costados, añade dibujos, chapas, botones a las bailarinas, bolsos y camisetas, tiñe las prendas, cambia cuellos y puños, … Si no eres muy manitas, las tiendas de arreglos serán tu salvación.
Cambia la forma en la que llevas las prendas: las faldas pueden llevarse como vestidos o como tops, los chalecos se pueden llevar como tops si los cierras, los jerséis y chaquetas largos pueden servir de minivestidos,…

Visita las tiendas de segunda mano de tu ciudad.

Invierte en prendas clásicas.

Utiliza prendas de invierno en verano y viceversa. No vas a usar abrigo en agosto, pero los trench, camisas, tops, cárdigans te pueden servir a lo largo de todo el año. Las camisas de invierno abiertas y remangadas con una camiseta de tirantes por debajo. Las faldas de verano se pueden llevar en invierno con medias.

3 comentarios:

  1. Gran Post.. Además quería comentar que Esperanza Recicla, colabora de forma activa con los centros municipales de Juventud.. con lo que el mensaje se propaga en la sociedad de valencia.. además aquí tambien esta Retall unos diseñadores valencianos que hacen mucha Ropa Eco y Muy interante!

    ResponderEliminar
  2. Esto debería de hacerse con crisis o sin ella. La verdad que siempre tenemos algo que mejorar en nuestra forma de vivir, yo tomo nota. Un mundo consumista y con una plaga humana es insostenible.

    Saludos,
    David.

    ResponderEliminar
  3. Hey, gracias, unico, siempre nos cuentas cosas interesantes!! :) Tengo que echar un ojo a eso de Retall. Por cierto, lo que nos dijisteis del banner, gracias, estamos en ello, es que llevabamos meses sin internet, pero ya hemos retomado, ya os escribiremos. Besitos!

    Estoy de acuerdo contigo, David. La crisis no debería ser la excusa para hacer lo que hay que hacer.

    ResponderEliminar